ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

**** Obra maestra  ***Hay que verla  **Válida de ver  * Tiene un rasgo redimible ° Sin valor

Por Roger Alan Koza

UN DESATINO DESCAFEINADO

Alicia en el país de las maravillas / Alice in Wonderland, EE.UU.,2010

Dirigida por Tim Burton. Escrita por Linda Woolverton.

* Tiene un rasgo redimible

En esta ocasión, las virtudes visuales de Burton no alcanzan para dinamizar un relato insípido y edulcorado.

Dice Jenny Woolf, autora de El misterio de Lewis Carroll: “Los libros son como un test de Rorschach, una pantalla sobre la que la gente proyecta sus propias ideas”. Los filósofos Martin Gardner y Gilles Deleuze, como varios psicoanalistas y críticos literarios, además de Walt Disney y Jan Svankmajer en el cine, han proyectado, entre otros, sus obsesiones respecto a esos dos textos inclasificables: Alicia en el país de las maravillas (1865) y Alicia a través del espejo (1871). Burton no es una excepción: su pasión por la excentricidad, por todo aquello que se descentra y se desencaja de un orden establecido constituye su soberanía y se puede rastrear en su versión de Alicia. ¿No es el agujero de Alicia y su universo onírico una vía hacia un mundo con otras reglas, una transgresión lúdica en donde Ed Wood, Charlie, Eduardo Manos de Tijera bien podrían ser ciudadanos ilustres?

Desde el inicio, la tesis es simple: los que parecen locos son extraordinarios. Eso le dice el padre a una Alicia todavía en su infancia, preocupada por sus recurrentes sueños extraños. Unos años después, ya casi veinteañera, Alicia está a punto de casarse con un aristócrata. Es una ceremonia prenupcial, y todos esperan por el sí de la joven y el cumplimiento de su rol en el mundo: ser una buena esposa. Todo es real, pero se parece a una pesadilla antifeminista. Ante ese panorama, Alicia cree ver al famoso conejo blanco. Lo sigue y se deja caer por la madriguera. La prometida se fuga.

La caída libre de Alicia hasta llegar a la pieza en la que la espera una llave diminuta para abrir una puerta y pasar al mundo subterráneo es de lo mejor en materia formal. Es una caída digital y en 3D, y coquetear con la gravedad en esos términos y con estos medios no puede ser insignificante. Así, con el descenso de Alicia, los dos libros de Carroll y todos sus personajes van apareciendo en pantalla: El Sombrerero Loco, el Gato de Cheshire, la Oruga Azul, la Reina Roja, Jabberwocky y unos cuantos más. El nudo narrativo pasa por restaurar un orden perdido, a propósito de una ruptura y un enfrentamiento entre dos reinas (y hermanas) o, como se expresa en la mitología hollywoodense, una lucha entre el Bien y el Mal, aquí en clave feminista. En efecto, el mundo de Alicia es una ginocracia, y de allí que el subtexto del filme no sea otra cosa que la conquista de Alicia de su condición de mujer.

No siempre la genialidad visual de Burton se articula con sus relatos. Ed Wood y El gran pez, en ese sentido, son películas satisfactorias, y Sweeney Todd y Charlie y la fábrica de chocolate, por ejemplo, dinamizan y ordenan sus relatos a través de números musicales. En esta ocasión, el trabajo meticuloso sobre todos los detalles visuales y la caracterización de los personajes protegen a la película de su linealidad narrativa, sus escenas esquemáticas y su fatiga conceptual. El libre uso de la imaginación de Burton, secundado por la mejor tecnología digital y guiado en parte por los dibujos de John Tenniel, el ilustrador de los cuentos originales, son estériles a la hora de indagar la riqueza filosófica de los textos de Carroll. En algún pasaje, un personaje le reclama a Alicia su “mucheidad”, su exceso de ser y existencia, un problema extensible a la totalidad de la película: su exuberancia visual es el reverso exacto de su trivialidad intelectual. Es que la Alicia… de Carroll ha sido siempre un viaje del lenguaje con consecuencias pictóricas, un viaje dentro y desde el lenguaje por el cual no sólo se desafía la lógica y el sentido de las palabras sino también cómo el lenguaje estructura una experiencia espacial del mundo y nosotros en él. Ése es el sentido de los cambios morfológicos de Alicia, que puede devenir gigante y diminuta de un instante a otro, lo que remite a un dilema filosófico sobre la identidad. ¿Quién es la verdadera Alicia? Una pregunta que Burton repite en boca de sus personajes sin traducir en imágenes el acertijo.

A diferencia de Avatar y la genial Coraline, ver en 3D o no Alicia en el país de las maravillas, nada habrá de cambiar la experiencia perceptiva de quien mira. Aquí, la relación entre el frente y el fondo y su textura carecen de importancia, y salvo en la mencionada escena de la caída y el plano final en el que vemos a la Oruga Azul (y en este caso no tan sabia) devenida en mariposa, la cuestión de las tres dimensiones es estéticamente irrelevante. La inesperada belleza de unas ranas en la corte, la panorámica sobre un tablero de ajedrez transformado en campo de batalla, o los planos subjetivos de Alicia en los que se reproduce su percepción a medida que ella crece o decrece son magníficos tanto en dos como en tres dimensiones. Además, la solidez de Depp como El Sombrerero Loco y la maravillosa composición de Helena Bonham Carter como la castradora y narcisista Reina Roja pueden apreciarse sin el auxilio de esas gafas futuristas que suelen cansar la vista.

Más que una aventura filosófica, esta versión de Alicia en el país de las maravillas es un cuentito moral desprovisto de paradojas, complejidades y zonas grises. La misantropía y la fascinación por la oscuridad (gótica) de Burton quizás sean demasiado para un producto familiar. Como un café sin cafeína, es decir, sin la sustancia que lo convierte esencialmente en café, éste es un filme de Burton sin Burton, y, sin duda, se trata de una transposición de un libro de Carroll sin la lucidez epistemológica de Carroll. Quizás como Alicia en el epílogo, que de regreso de ese otro mundo querrá conquistar comercialmente las tierras lejanas de China, este cuento descafeinado no tiene otro objetivo que seducir a la platea global.

Esta crítica fue publicada en otra versión en el diario La Voz del Interior en el mes de marzo 2010.

Roger Alan Koza / Copyleft 2010

21 Responses to “ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS”

  1. lucas dice:

    respecto a la obra literaria (no la película) encontré un artículo interesante del new york times sobre su simbología:

    http://www.nytimes.com/2010/03/07/opinion/07bayley.html?pagewanted=1&em

  2. Santiago dice:

    Roger: Fuera de topico (si me permitis), viste lo que se programo de herzog en el cineclub? Me podes recomendar las mejores en tu opinion? Te agradezco y felicitaciones por el blog, es excelente.

  3. ojosabiertos dice:

    Lucas: ni bien pueda veo el link. Santiago: gracias por tu apreciación. Sobre Herzog escribiré una nota para La Voz que subiré aquí. También podés consultar aquí este artículo, en el que menciono algunas películas que se pasaránen en el ciclo. De todas formas: imperdible es La salvaje lejanía azul, Fata Morgana y El gran éxtasis del tallador de madera… Todas están muy bien y lamentablemente quedaron alguna afuera del ciclo que se presentó en el San Martín. Saludos. RK

  4. Juan dice:

    el 3 D es una experiencia absolutamente molesta, y pensar que le hice caso a mis primas para ver este bodrio. Nunca más!
    Excelente crítica, muy cerca de lo que pienso.

  5. ojosabiertos dice:

    Juan: muchas gracias. RK

  6. marcia dice:

    que es, tiene un rasgo redimible?mi diosssssss.

  7. ojosabiertos dice:

    Marcia: ¿qué es, tiene un rasgo redimible? Que hay ciertos pasajes valiosos que no salvan a la peícula de sus defectos, pero que por esos rasgos uno puede verla. ¿Mi diossssssss? Eso no sé responderte. Dime tú. RK

  8. marcia dice:

    dime tu,me suena a titulo de bolero,pobre tim,tiene un rasgo redimible,hay bazin,bazin.

  9. PSICOKAB dice:

    yo le pongo TRES BATATAS (sobre cinco), es decir, VÁLIDA DE VER. Creo que Tim dejó meter demasiada mano en su trabajo, prefiero creer eso y no que se trata de un “retroceso” en su CURRICULUM. Me hubiera gustado más fidelidad a la obra original y su relato y menos acción vertiginosa. Pero sigue siendo el Rey de la oscuridad como estética y saca todo el jugo a sus actores FETICHES

  10. Juan dice:

    “saca el jugo a todos sus actores fetiches” eso es una obviedad, desde hace tres películas que elije a los mismos actores. La pobreza de Burton se basa en juntar a esos dos actores para llevar adelante la pélicula, pero se olvida que la narración es más importante que la facinación producente de Jonny Deep. El baile rídiculo que encarna el personaje no tiene el menor sentido así como varios pasajes de este bodrio.

  11. Carol dice:

    Me gustó mucho tu crítica. Pero en mi caso, es irredimible. Quedé muy decepcionada, porque realmente no es ni chicha ni limonada. Y qué suerte para Burton que es vieja la obra de Carroll, porque si no, alguien le tendría que hacer juicio por haber usado tan impunemente el título de la célebre novela en una película cuyo argumento no tiene nada que ver! (pero nada, nada). Encima es maniqueo, vacío, predecible… qué sé yo, tiene todos los clichés de pelicula pelotuda para nenes pelotudos. Y es medio discutible eso de que Alicia conquista “su condición de mujer”: cómo? vistiendose de caballero y achurando al dragón? Sólo faltaba que se diera un piquito con la Reina Blanca y entonces sí hubiera tenido algo de manifiesto (encima… vieron lo que era el futuro marido? así fuera la más Susanita del mundo no se iba a casar con eso, o sea que no fue un gran salto largarse de esa vida).
    Tambien me molestó muchisimo que se diera a lo largo de todo el filme la asociación: deformados-malvados, es una barbaridad eso.
    La verdad, una decepcion total.
    Saludos
    de una enojada
    Carol

    PDF: Me saturé de ver a la cabezona en la vida real Helena B.C. La detesto!
    Jhonny, lo mejor, lejos.

  12. ola dice:

    muy buena pelicula pero los efectos 3-D no son muchos pense que se miraria diferente a la version normal

  13. A mi me parecio la historia de cualquier humano despertando a la realidad, en donde un mundo establecido cataloga de loca a la conciencia.
    Mas que una guerra del bien contra el mal, es entre “la verdad correcta” y la “verdad falsificada” por quienes controlan y dirigen el mundo segun los intereses de la Reyna. La reyna Roja que han establecido como verdad unica lo que no es verdad, lo logra condicionando a los seres de su mundo inculcandoles el miedo ( el dragon ) a quien Alicia al final le corta la cabeza.

    Burton, evidentemente, ha descubierto la verdad de este mundo que se esconde tras la cortina de humo promovida por los medios de comunicacion. El Director del filme, como el artista que es, se proyecta a travez de una historia ya existente, y le da el enfoque que el hubiera tenido de ser el escritor sin perder el concepto del autor original.

    M

  14. A mi me parecio la historia de cualquier humano despertando a la realidad, en donde un mundo establecido cataloga de loca a la conciencia.
    Mas que una guerra del bien contra el mal, es entre “la verdad correcta” y la “verdad falsificada” por quienes controlan y dirigen el mundo segun los intereses de la Reyna. La reyna Roja que han establecido como verdad unica lo que no es verdad, lo logra condicionando a los seres de su mundo inculcandoles el miedo ( el dragon ) a quien Alicia al final le corta la cabeza.

    Burton, evidentemente, ha descubierto la verdad de este mundo que se esconde tras la cortina de humo promovida por los medios de comunicacion. El Director del filme, como el artista que es, se proyecta a travez de una historia ya existente, y le da el enfoque que el hubiera tenido de ser el escritor sin perder el concepto del autor original.

    Mas que un buen trabajo, es una obra de arte valida.

  15. sonia mora dice:

    holaaa me parese una obra cuyo proposito es entretenerse un rato y despejarse de todo y de todos . ademas me parese que es una obra muy bonita llena de personajes muy comicos y divertidos.jeje

  16. ojosabiertos dice:

    Sonia: es una lectura posible, aunque se supone que Burton es un artista, y no un maestro de feria. Además, se trata del libro de Carrol; incluso en la versión de Disney canónica se puede percibir la riqueza filosófica del libro. Personajes cómicos y divertidos… La reina, sin duda, y el resto… Saludos. RK

  17. baby ermosa y sexy para lo q quieran dice:

    yo se q la vida de alicia se iso crimen

  18. baby ermosa y sexy para lo q quieran dice:

    y se iso eso para llevar acabo esa niñA y hacerle fama a alicia en el pais de las maravillas y esa fama es con alicia en el pais de las maravillas pero tu sabes q es para esa niña pasen la voz q ya no sea famosa alcia en el pais de las maravillas es fraude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − = tres